Las exigencias, cada vez mayores a nuestros niños, en cuanto a horario escolar, deberes en casa, por un lado, y el estilo de vida cada vez más sedentario que imitan de nosotros como adultos, por otro, hacen cada vez más necesaria una correcta educación postural desde edades tempranas.

Las mochilas que trasportan, el incremento del tiempo destinado a las nuevas tecnologías, la escasa actividad física que realizan tanto dentro del colegio como fuera de él están haciendo mella en la salud de los pequeños. Cada vez son más comunes patologías y lesiones, resultado generalmente de unos hábitos posturales erróneos y poco saludables.

La actividad de Pilates para niños ofrece beneficios no sólo a nivel físico, sino también a nivel emocional, intelectual y social.

  • Facilita el despertar de la conciencia corporal, tan importante para una buena salud en el presente y en el futuro.
  • Favorece la interacción con otros niños en movimiento de una manera divertida y segura.
  • Desarrolla la coordinación, la resistencia, la fuerza, la velocidad, la flexibilidad, el equilibrio y el ritmo.